Una factura electrónica es, ante todo, una factura. Es decir, tiene los mismos efectos legales que una factura en papel. Recordemos que una factura es un justificante de la entrega de bienes o la prestación de servicios.

Una factura electrónica es una factura que se expide y recibe en formato electrónico.

Es importante destacar que la expedición de una factura electrónica está condicionada al consentimiento de su destinatario. La factura electrónica, por tanto, es una alternativa legal a la factura tradicional en papel.

La factura puede trabajar en:

  • Factura
  • Nota de crédito
  • Nota de débito
  • Tiquete electrónico
  • Acuses de aceptación o rechazo de documentos

Beneficios de Facturación Electrónica

Disminución de los costos de operación (disminución de papeleo, imprenta, bodegaje y despacho de facturas). Al disminuir la impresión de documentos se contribuye con la protección del medio ambiente. Agilidad en el proceso de trámite y gestión de cobro. Disminución de tiempo en procesos administrativos. Aumenta la productividad para las empresas. Al implementar la facturación electrónica, se asegura la eficacia y seguridad en el intercambio de información. Esto mediante el uso de la firma digital en los documentos electrónicos, en el sitio de Sistema Nacional de Certificación Digital puede encontrar más información. Es básico para que las empresas puedan iniciar el comercio electrónico a nivel nacional.